Los Austrias menores (1598-1700)

A. El Reinado de Felipe III (1598-1621)

1. Política interior

Felipe III es un rey más débil que su padre, está poco interesado por los asuntos del estado, lo cual permite la emergencia de la personalidad del valido. El valido de Felipe III, el Duque de Lerma, el confidente del rey y al mismo tiempo actúa como si fuera primer ministro. Favorece a su familia y a sus amigos. El Duque de Lerma acumuló los diferentes cargos, por ejemplo, se hizo nombrar cardenal. A pesar de todo, el rey sigue gobernando pero es un gobierno de dos cabezas.

Las finanzas del reino están cada vez en peor estado. Esta difícil situación económica se explica por el cose de las guerras para defender el reino y por la mentalidad de la época es decir que los hidalgos menosprecian el trabajo y el comercio y sólo buscan títulos nobiliarios para enriquecerse. Por lo tanto, Lerma hizo esfuerzos para sanear la economía del reino, obligando el estado a hacer ahorros.

El decreto de expulsión de los moriscos fue firmado en 1609. Esta expulsión fue la consecuencia de la la rebelión de las Alpujarras (1568). Además, las autoridades tenían miedo que los moriscos fueran los aliados de los Turcos desde la Batalla de Lepanto. La expulsión de los moriscos se realizó entre 1609 y 1614.

 2. Política exterior

El reinado de Felipe III fue marcado por la pax hispanica es decir una pacificación de las principales zonas bélicas del imperio. Esta pax hispánica fue sin duda uno de los mayores éxitos de Felipe III aunque esta paz nunca fue total. Se esperaban consecuencias económicas positivas de la paz. España hizo las paces con Inlaterra, Las provincias Unidas (tregua de los doce años) y con Francia.

II. El reinado de Felipe IV (1621-1665)

1. El Conde de Olivares, el nuevo Valido

El Conde de Olivares era ya el confidente del Felipe IV antes de que fuera rey. A semejanza de Lerma, el Duque de Olivares aprovechó su postura para atribuir puestos de importancia a sus amigos y a sus familiares. Sin embargo, su mayor objetivo fue restablecer la autoridad real que, según él, había sido maltratada durante el reinado de Felipe III.   Las dificultades económicas hacen necesarias las reformas. Para restaurar el prestigio internacional de la monarquía española, se debe gestionar mejor los recursos económicos de la corona.

En 1640, hubo movimientos de protesta contra la política de Olivares en Cataluña y en Portugal. La voluntad de unión condujo finalmente a la desunión. En 1640, el virrey en Aragón es asesinado lo cual provoca una terrible represión de los castellanos que ocupan militarmente Aragón. Portugal depende de España desde el reinado de Felipe II. Los portugueses están preocupados por las nuevas medidas fiscales impuestas por Olivares. En 1640, los portugueses se sublevan y proclaman su independencia.

 2. La política exterior

Olivares acaba con las Pax Hispánica y reanuda la guerra en Europa (Italia, Alemania, Francia, Flandes). En 1635, Richelieu declara la guerra a España para apoyar a los holandeses. España pierde la guerra a causa de las dificultades internas (Cataluña y Portugal) y a causa de las dificultades económicas. La paz de Westfalia (1648) pone un punto final a la hegemonía española en Europa, fue el principio del declive español.

 III. El Reinado de Carlos II (1665-1700)

 1. El valimiento de Nithard

 Carlos tenía tres años cuando su padre murió. Su madre, Mariana de Austria asumió la regencia junto con un valido, el padre Nithard. Así, el padre Nithard llegó a copar puestos de gran relevancia en la monarquía, actuando como un verdadero “valido”.

 2. Un rey incapacitado para gobernar

 Carlos II fue proclamado rey en 1665, a los cuatro años. Era una persona educado por teólogos y sin conocimientos políticos. El Rey, plenamente consciente de su incapacidad para asumir las funciones de gobierno, dejó el mismo en manos de diferentes validos.

 3. Problemas de sucesión

 Dada la falta de posteridad directa del Rey, comenzó una compleja red de intrigas palaciegas en torno de la sucesión. Carlos II hizo testamento en favor de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia y de su hermana, la infanta María Teresa de Austria (1638–1683). Carlos II, último de los Habsburgo españoles, falleció en 1700. El ya Felipe V de España partió hacia Madrid, a donde llegó el 22 de enero de 1701.

IV. La cultura del siglo de oro

 A nivel de la literatura cabe destacar los tres grandes dramaturgos del siglo de oro que escribieron las comedias de mayor renombre, Pedro Calderón de la Barca (La vida es sueño), Tirso de Molina (El Burlador de Sevilla) y Lope de Vega (Fuenteovejuna). Por lo que respecta a la narrativa, en 1605 se publicó la primera parte de Don Quijote. 1615, Cervantes publicó la segunda parte de las aventuras del caballero andante. La poesía fue influenciada por los dos grandes poetas del siglo de oro : Francisco de Quevedo y Luis de Góngora.

 La pintura del siglo de oro gira entorno a tres temáticas. Primero una temática religiosa y por otra parte destacan los retratos de la familia real. Por fin, cabe señalar los numerosos cuadros que ilustran las grandes victorias militares de la monarquía española. Los máximos representantes de aquella época son Diego de Velázquez, Esteban Murillo y Francisco de Zurbarán.

 La arquitectura del siglo de oro fue marcada por la renovación de la ciudad de Madrid impulsada por el Conde de olivares que quería exponer el esplendor de la monarquía de la capital española. Se hicieron numerosas reformas en Madrid y se construyeron palacios como por ejemplo el palacio del Buen Retiro.

 Fechas

 1598 : muerte de Felipe II y principio del reinado de Felipe III

1621 : muerte de Felipe III y principio del reinado de Felipe IV

1640 : Rebelión en Cataluña e independencia de Portugal

1665 : muerte de Felipe IV y principio del reinado de Carlos II

1700 : muerte de Carlos II y principio del reinado de Felipe V